El antes y después en un partido para Luis Abram

El antes y después en un partido para Luis Abram

19975
Compartir

Por @nico_villafana:

Respira un momento. Trota lento y tiembla. El grito de Revoredo le revienta la oreja. Se paraliza el grito de la hinchada de ambos equipos. “La cagué”. Pasan 3 segundos más. Todo anda mal. Cristal pierde 0-1 en un partido difícil. Abram cumplió con su cuota de inexperiencia (no tiene más de 20 partidos en primera) y está acompañado de una defensa que durante todo el año no brindó garantías. Sporting Cristal tiene problemas y Luis Abram sabe que tiene que hacer mucho por mejorar lo mal que inició su rendimiento.

El golpe anímico tras la desorganización horrorosa en la defensa celeste, que es una común denominador en los partido por los dirigidos por Ahmed, se hizo notar muchísimo más tras un error de comunicación por parte de Abram. Estaba perdido. A pesar de tener algunos partidos junto a Revoredo, su inexperiencia para un partido de tal trascendencia le quedó grande. El back central zurdo no estaba para el partido.

Una vez más. Pierde a Guevgueozián en el área tras un córner. Este cabecea. Calcaterra voltea y lo mira. No sabe si gritarlo. Lo estaría ahuevando más. Abram opta por simplemente abrir los brazos y decir que era su marca. Cristal andaba mal pese a haber empatado el partido gracias a un penal muy bien pateado por Lobatón. Sin embargo, el miedo recorría por los pies de Luis Abram, quien seguro pensaba más en no empeorar su pésima actuación que de salir victorioso del estadio.

Pero aquí viene lo que hace lindo el fútbol. Abram debió pensar más de una vez que este no era su partido. El fútbol genera miles de sensaciones en un espacio y tiempo definido. Luego de haber recibido arengas por parte de sus compañeros que lo pudieron haber ahuevado más, al back central de Sporting Cristal no le seguía saliendo ni una y lo más probable es que quería que la tierra lo tragara. Así Cristal lo gane, su pésima actuación sería muy notoria. Pero llegó un centro del Maxi Nuñez y apareció de pronto en el área. Cabezazo y adentro. El fútbol le retornó una sonrisa que no había conocido durante todo el partido.

Ese envión anímico lo impulsó. Generó un cambio en Sporting Cristal. Luis Abram pese a tener serios problemas técnicos mató por la camiseta del equipo que le dio la oportunidad de debutar y retribuyó con un gol que podría valer un campeonato. Hoy Cristal está cerca del objetivo que se trazó a inicios de año y que varió durante el mismo. Hoy no solo salva un campeonato, sino que lo pelea hasta el final.

 

Lee más notas mías en #LaEsquinaDelVilla

Comments