Sporting Cristal: el vaivén de un equipo con armas, pero al fin...

Sporting Cristal: el vaivén de un equipo con armas, pero al fin y al cabo temeroso

El empate de Sporting Cristal y The Strongest refleja el miedo de un equipo, y el conformismo del otro. Empero, este último regresó a su país con una sonrisa en el rostro.

205
Compartir
Sporting Cristal se aleja muy lejos la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores (Diego Vertiz/zonafutbol.pe)

Por: Roy Galdos
Twitter: @RRGaldos

Para los equipos peruanos estar en la Copa Libertadores parece ser cada vez más pesado. Siempre he creído que cuando un representante de nuestro país juega este tipo de torneos, no solo tiene que lidiar con rivales que en algunos casos tienen mayor jerarquía, sino también están obligados a jugar con una mochila que año a año pesa más. Ese podría ser el caso de Sporting Cristal.

Esa peso que hay encima, en la mayoría de los casos, trae consigo un miedo a no perder que genera desazones como las de anoche ante The Strongest de Bolivia. Ese temor escondido quedó en evidencia cada vez que Sporting Cristal trasladó el balón de un lado a otro. Una rotación ineficaz rosando cada vez más la ineficiencia.

Carlos Lobatón trasladó el balón de un lado hacia otro sin orientación final (Fotos: Diego Vertiz/ZonaFutbol.pe)

Ese ida y vuelta del balón formaba un abanico de posesión en zonas donde el rival no sentía amenaza alguna. Con un The Strongest replegado detrás de Aquino, el esférico transitó por muchos pasajes del partido en los pies de Ballón, Cazulo y Abram. El más tranquilo con eso, César Farías.

Si bien los de ‘Chemo’ tuvieron el balón en gran parte del encuentro, parecía que arriesgar no estaba en el vocabulario de los rimenses. Muchos pases seguros y pocos pases con intensión de romper el bloque defensivo del cuadro atigrado, motivado seguramente por el temor de dejarlos a tiro de contragolpe.

Sporting Cristal empató 0-0 con The Strongest en Lima (Fotos: Diego Vertiz/ZonaFutbol.pe)

Asimismo, la escacez de movilidad en el medio hacía predecible cualquier intento de progresión en ataque. Y aunque The Strongest tuvo que aguantar cada vez más con la obligación de replegar, era a lo que vinieron y se fueron tranquilos. Con la ausencia de su enlace, Pablo Escobar, César Farías entendió el partido que tenía adelante y lo asumió como tal.

Haber jugado con tres en el fondo obligó a Sporting Cristal a prescindir de Joel Sánchez. Si hay alguien que le da sentido y movilidad a los avances celeste, es el ex San Martín. ‘Lito’ entró, pero el reloj ya jugaba en contra. Con un Ortíz exhausto por el desgaste y un Calcaterra limitado por el candado boliviano, Joel no logró apoyarse para conectar con el juego.

Aún así las ocasiones aparecieron, sin embargo, apareció otra vez ese fantasma del nueve que no cuaja, y que termina contagiando al resto de sus compañeros en ofensiva. Fiel reflejo de ello fue el yerro de Gabriel Costa cuando estuvo delante de Vaca, y que felizmente fue invalidado por posición adelantada.

Con tres partidos jugados, Sporting Cristal sumó ayer su segundo punto en el torneo. Ahora, la clasificación parece una utopía si se revisa el calendario que le viene a los celestes, por lo que apuntar a la Copa Sudamericana parece no ser un mal negocio ante tan mal panorama.

Comments